24 feb. 2011

Dino-detalles

Y bien, ayer y hoy he estado a punto del colapso con tanta chamba, y falta al menos 1½ días más de friega loca, medio de pachanga y 2 semanas para recuperarme.

Pero, acá entre nos, París bien vale una misa. Porque los hijos duran muy poco siendo niños e idealizando a mamá y papá, entonces hay que aprovechar bien ésos días y darles la atención debida, y ya… me voy directo al tema.

Pues que me voy acordando de que compré unos detallitos para obsequiar, pero de nuevo se me prendió el foco Bombilla ¿Qué tal, de poner los regalitos envueltos individualmente para no sacarlos directo de una bolsa del oxxo? Ojos en blanco

Y hurgué, y hurgué, y seguí hurgando entre mis materiales, y me encontré unas bolsitas de celofán que compré en diciembre, de las que traen adhesivo, y resultaron ser del tamaño perfecto! Risa

Y, ya me iba a poner a meter unas burbujas en las bolsas, cuando dije: “que feítas se ven éstas burbujas así” y me metí a la compu de nuevo, piqué aquí, moví allá, imprimí un poco… bueno, aquí les va la historia en imágenes.

DSC01480 DSC01481DSC01482DSC01483DSC01484DSC01485DSC01486DSC01487

Y los dinopremios quedaron más o menos así:

DSC01488DSC01489DSC01490DSC01491

Algo que no debe faltar en los regalos que les das a los invitados a una fiesta infantil, es darles cornetas y silbatos, algo para que se vayan felices a sus casas a volver locos a sus papás y se acuerden de ti y de tu fiesta durante varios días Risa a carcajadas

Y como se pueden dar cuenta, todo sobre los dinosaurios.

Hoy empecé a hacer la tanda de cupcakes, me eché horas y horas trabajando, alrededor de 12 con unos breves recesos, y usé como referencia las imágenes del tema de la fiesta, les adelanto entonces, para que vean que linda y espléndida soy:

Mañana a terminar los que faltan, con swirl y dino-pick, preparar el snack de los adultos, y confirmar los últimos detalles.

Y no puedo irme sin comentar algo que sucedió hoy: estaba yo trabajando y cantando así “lalaralala…” y tocaron unos señores que venden macetas, de unas macetas a las que yo les traía ganas desde hace AÑOS, pero que no me había podido comprar, primero por falta de dinero, y luego por falta de lana Risa a carcajadas jeje… el caso es que vieron unas cosas que teníamos allí arrumbadas, y me las cambiaron por ellas Guiño Y entendí éso de “ven y deléitate en el Señor y él te concederá las peticiones de tu corazón”. Porque esas cosas son 100% deseos del corazón, no necesidades, y que vengan a la puerta de tu casa a ofrecerte algo que quieres, y además se lleven tu basura a cambio…wow!… Y me ahorré como 1000 pesos si las hubiese comprado en home depot o el riesgo de andar yendo a la carretera a buscarlas y ahorrarme como 300 pesos.

Y ora si me voy, éste día pinta para ser muy, muy cansado. Bye!

No hay comentarios:

Publicar un comentario