18 ago. 2016

Lunchbox al estilo Brasil

Nuevamente en América del Sur, ésta vez en Brasil, la potencia sudamericana, el país grande y fuerte, alegre y enigmático. La cocina brasileña está llena de colores y sabores, es muy densa y deliciosa. Comen muchas frituras, o sea, fríen muchos de sus platillos, pero también tienen unos guisados de sabores profundos y cereales y frutos y cortes de carne y asados muy interesantes, que valen la pena explorar. Si has tenido la oportunidad de visitar un restaurante brasileño, sabrás a qué me refiero.

Obviamente la influencia cultural en Brasil proviene de Portugal, y el lunch de hoy es un platillo completo -bueno, casi, porque no conseguí Cassava- que es muy similar al que se sirve en Portugal, salvo que allá se guisa con frijol blanco y en Brasil se prepara con frijol negro.

title

Se trata de una “Feijoada”: un guisado entre chili, estofado y frijoles charros (jajajaja, en este momento parte del Amazonas se suicida), con frijoles negros, y muchas carnes: chorizo, tocino, costillitas, trocitos de carne, todo lo que te encuentres. Se agregan especias, como un par de hojas de salvia, obviamente cebolla, sal y pimienta, y a tu gusto, el chile en hojuelas secas.

 

Se acompaña tradicionalmente con kale o acelga salteada, arroz, cassava (que no encontré, ya había dicho), y naranja. Tenía mucha curiosidad con respecto a la naranja, y lo que pude entender -claro, que igual y me equivoco-, es que mientras disfrutas tu platillo, que tiene sabores fuertes, puedes hacer algunas pausas y comer la naranja, como para suavizar el sabor, o algo así. Si tu tienes idea, o si de a tiro yo no entendí, pues ahi me escribes y me aclaras :)

El procedimiento es bastante sencillo si has preparado antes frijoles charros o chili.

Feijoada

  • Se remojan los frijoles (1 taza) durante la noche para que la cocción sea más rápida.
  • Se doran y sellan las carnes que vas a utilizar. Les agregas su respectivas sal y pimienta. No te pasé receta exacta aquí, porque cada sitio que visité variaba mucho en los ingredientes, unos tenían tocino, otros chorizo, otros ambos, y así me trajeron, entonces al final de la entrada te paso el link en el que me basé, pero creo que puedes utilizar las carnes ricas que te gusten, en particular de cerdo. Reservamos aparte.
  • Ahora se saltean cebolla y ajo con el chilito que le hayas calculado, y posteriormente le agregas los ingredientes que formarán el caldito: agua y unas hojitas de laurel, el frijol que habías remojado (ya lavado y escurrido), y un chorrito de vinagre de vino blanco.
  • Cuando el frijol esté blando, unas horas después dependiendo del método que uses, si olla normal o de lento cocimiento, regresamos las carnes, y ahí podemos también agregar tomate picado, según algunos sitios, otros no lo ponen. Yo si lo puse, para darle más cuerpo al guisado.

IMG_20160817_103412473IMG_20160817_122453968IMG_20160817_123746846IMG_20160817_124031407IMG_20160817_124550083IMG_20160817_124704696IMG_20160817_124829055IMG_20160817_124910899IMG_20160817_183914179IMG_20160817_183958701IMG_20160817_184206337IMG_20160817_184352093

Servimos como lo expliqué arriba. Aquí está el link: Feijoada

No hay comentarios:

Publicar un comentario