23 may. 2011

Los instrumentos correctos son el secreto

A veces prende uno la tv o agarra una revista y dice: “Wow! mira qué padre cabello tiene ésta mona! voy a comprarme todos los productos profesionales de estilistas franceses y neoyorkinos para que se me vea igual” y vas y te surtes, gastas como 10 millones de pesos, te metes a bañar y el pelo se te ve igual de estropajoso, o peor, que nunca superlaugh

Y como yo estoy muy consciente de que las revistas solo quieren decirte: “estás bien fea porque no te ves como éste esqueleto y no usas éste perfume, ni te pones éstas garras, ni compras en ésta tienda, ni chupas éste licorcillo que te hace bailar en una azotea elegante”, mejor opté por irme a surtir de mis instrumentos de batalla, que bien empleados, no tienen nada que pedirle a las fotos photoshopeadas de los esqueletos que salen en las revistillas de modas.

Además, siendo sinceras, muchas veces compramos cosas absurdas, ridículas y espeluznantes, nada más porque un artista las usa, y ahí van al trabajo de gente común disfrazadas de Lady Gaga cruzada con Drag Queen, en vez de dejar que el sentido común las guíe. Luego, saca uno las fotos de los 80’s y dice: “qué estaba pensando cuando me hice ése copete? y mira las hombreras!” superlaugh

Bueno, mejor prosigo con mi mensaje positivo love

No se cuándo ni cómo, pero desaparecieron poco a poco mis cepillos y peines, y es súper difícil peinarse con los dedos, así que me di la vuelta en Sally (Beauty Supply) para resurtir mi stock de peinecillos y asi. Quiero ampliamente recomendarles ésta tienda, sea que vivan en México o en USA, van a encontrar productos profesionales a precios muchísimo más bajos que los que encontrarán en tiendas departamentales o supermercados, y no se engañen: el cepillo de $400 del super, el de $40 en Sally y el de $4000 en El Palacio, funcionan igual, si los sabes usar. El problema es ése: que casi nadie sabe usar las cosas.

Aquí les pongo entonces mis más básicos, en total gasté como $120 pesos, ahí les va:

DSC01794

De izquierda a derecha: Cepillo con canales que permite el paso del aire, por lo que puedes usarlo con pelo mojado o seco, y ayuda al proceso de secado; luego, el peine para desenredar, con dientitos dobles, plástico, desenreda el pelo mojado fácilmente; luego, el cepillito pulidor, que cuando ya te hiciste el chongo y te quedan gallitos, los avientas para atrás con éste peine, a la base del chongo, pones un par de incaíbles y ya se ve perfectirijillo el peinado; peine para estilizar, que ayuda a hacer crepé y a acomodarlo, súper útil para dar volumen, y debe usarse sólo en la base del pelo; el peine de cola de rata, sin agraviar, que ayuda a partir el cabello para hacer trensillas, etc.; a la derecha, arriba, es un cepillo para masaje, que ayuda a desestresar el cuero cabelludo y promover la circulación; y por último, derecha, abajo, un súper instrumento y muy práctico: el cepillo para la bolsa.

Del tamaño de un polvo compacto, tiene espejo y las cerdas flexibles puedes sacarlas para usar, o meterlas para volver a guardar. Creo que éste costó como $23, algo así, y es perfecto para traer en la bolsa, en cualquier bolsa por chiquita que sea.

DSC01795DSC01796DSC01798DSC01799

Otra cosita que me compré en Sally es éste exfoliante de Avena y Miel (huele riquísimo) de Queen Helene. La marca Queen Helene, por cierto, así como la de Proclaim, tienen precios insuperables, y una calidad de primera, funcionan realmente. Yo me acabé ya mi exfoliante Mint Julep, por éso reemplacé con éste de Avena, de la misma marca. Entre sus múltiples ventajas y cualidades están el que son suaves con la piel del rostro, con el uso constante los poros realmente se van disimulando y se notan menos, su uso diario, con un masaje suave de unos 5 minutos por la mañana ayuda a hacer una especie de microdermabrasión por una fracción del costo de lo que valdría en una clínica, y la piel va viéndose más saludable, fresca, joven, blanca… necesitan probarlo. Y lo mejor: si lo usas en el cuerpo (brazos, pompis, piernas, pecho, panza…) en la hora del baño, te deshaces de impurezas y defectillos, la piel queda limpia y lista para hidratar con alguna cremita humectante o mejor aún: reafirmante don't tell

DSC01800

Luego, resulta que pasaba por Walmart y me compré una cosmetiquera llena de Kisses de Hershey’s supersmile No sé qué me gustó más: la cosmetiquera en sí, o la bolsota de chocolates de adentro devil

DSC01801

 

Y ya para retirarme por hoy: recogí mi “taza” del día de las madres de la promoción de Plaza Fiesta (obvio, San Agustín, siempre me referiré a PFSA cuando diga Plaza Fiesta, ok?) Ya me había tomado mi foto hace 2 semanas que anduve de shopping buscando mis regalitos del día de las mamis, y aquí un par de pics sobre mi foto, que ahora tengo en mi escritorio acompañándome.

DSC01791DSC01790

Y me retiro por hoy, bye bye!

No hay comentarios:

Publicar un comentario