25 dic. 2011

¡Oh, Blanca Navidad!

¡Qué bonita fecha! No se si haya algo más bonito que celebrar el cumpleaños simbólico del nacimiento de Jesús, que estar con las personas que más amas compartiendo un momento de paz y amor.

Por cuestiones de trabajo, ayer estuve muy ocupada horneando y decorando más cupcakes, así que fuimos a rapiñar a casa de mis papás el brunch navideño, y como no queriendo la cosa y por aquello de que toda buena comida debe empezar con un plato de ensalada o sopa, yo comencé con un tazón de menudo smug

Luego, pasamos al plato fuerte: pavito con relleno, spaguetti con reteharto queso y puré de papas: nunca falta el individuo que dice “¿y no hay tortillas?” dóh¿Apoco no saben que la cena navideña no se empuja con tortillas, sino con tamales? devil … y con soda light eyelash Un pedacillo de pastel alemán, y de regreso a trabajar.

105_3398105_3399105_3402105_3406105_3409105_3415

Al finalizar los últimos cupcakes de venta nacional (ah, loca!), y con semejante atracón previo, acabamos cenando una bolsa de papas chips con jocoque, y sandwiches de jamón y queso, pero cantamos villancicos, leímos a los niños la historia de la navidad con una biblia de dibujos animados, y abrimos unos cuantos regalos Regalo con lazo

La navidad del 2011

Nota: antenoche cenamos en HABIBIS, y déjenme contarles que QUÉ RI CO! Por donde están los focos amarillos, en Vasconcelos, rico, rico, rico, rico! (comida regia/árabe)

Ok, continúo mi relato navideño: luego de un rato muy agradable nosotros solos, ahora si que la pura familia sin gorrones, estuvimos jugando con los 2 o 3 juguetes nuevos, porque Santa no llega sino hasta Boxing Day Dedos cruzados

Y fue así, como celebramos el verdadero significado de la navidad: la época para reflexionar y agradecer por tantas bendiciones, por la alegría de estar juntos y sobretodo, el hermoso regalo de Dios al mundo: su propio hijo.

Me retiro, porque estoy disfrutando unos días de “vacaciones” decembrinas. Hasta lueguito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario