23 oct. 2012

No estaba muerta, andaba de parranda

Ustedes pensarán que ando en friega loca trabajando, pero no. La verdad es que he dejado mis cupcakes en stand-by porque se supone en teoría, que estoy bien clavada en mis entrenamientos, pero tampoco es así, ni en la organización de mi casa, ni en mis hobbies bizarros.

Por 2 y 3 causas aleatorias tuve que desacelerar mis entrenos, cosa que me mortifica porque ya falta muy poco para el maratón y no es buen momento para perder condición. Aún así, no he querido comprometerme con trabajo para luego quedarle mal a los clientes, ya saben que si no voy a dar el mejor servicio, no quiero ofrecer cosas chafas. La casa medio se ha mantenido, no le he dado con todo, pero sigue viéndose decente… entonces qué rayos estoy haciendo?

Bien, la respuesta es sencilla: estoy dando mantenimiento a mi otro blog, el de las mujeres de virtud, y sumergida de lleno en otro nuevo proyecto que comenzaré en enero, y para el cual también estoy diseñando y creando un sitio web.

Espero que el próximo año ya pueda continuar con lo de los cupcakes con la regularidad que estaba trabajando, aunque confieso que no es mi prioridad, nunca lo ha sido, ya que primero están mis obligaciones en casa, pero confieso que disfruto muchísimo de ello, al grado que me da tristeza que se maneje como “negocio”: a mi me gusta disfrutar de MIS creaciones, de inventar sabores, decoraciones, colores, para mí son obras de arte con mi toque personal, no productos alimenticios para las masas, por eso también quiero emplear éste tiempo para redefinir bien hacia adónde quiero ir con mis cupcakes.

Y bien, me retiro a ver algo en la tv, o a seguir leyendo mi libro. See You Later!

No hay comentarios:

Publicar un comentario