16 mar. 2014

Un momento de paz para bloggear

Luego de una exagerada cantidad de actividades me he podido dar una escapadita para escribir algunas cosas y memorias para el futuro.

Las cosas en casa han ido ajustándose, muy lentamente, parece que finalmente estoy adquiriendo un horario que me permite realizar la mayor cantidad de tareas domésticas, académicas y hasta darme un tiempo para mi: casi 7 meses de homeschool regular, y apenas ahora estamos entrando en un ritmo que a todos nos beneficia de forma equilibrada.

Por ahora estoy ocupada en los preparativos para celebrar mañana San Patricio con platillos irlandeses y recibir la primavera con energía y ánimo para cerrar el año escolar exitosamente. Ojalá tenga también tiempo suficiente para bloggear más seguido, tengo muchas cosas pendientes qué compartir, y sobre todo en video, porque es más agradable para los seguidores, aunque más laborioso para mí sin un camarógrafo a lado.

Les comento que hice un cheesecake de chocolate y menta, pero para darle un twist compré las galletitas de HEB de Fudge Mint para preparar el crust, y quedó más espectacular que de costumbre: era como comer nieve, chocolate, fudge, y pay, todo en un paso.

Bajé un recetario irlandés de kindle, y empecé con los avances para las celebraciones de San Patricio. Hice un Beer Bread, que parece ser que fue muy popular por los 80s, súper sencillo de hacer, los ingledientes seguro los tienes en casa:

Ingredientes:

  • 3 tazas de harina blanca
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 botella de cerveza de 12oz (330ml)
  • 1/4 taza de MANTEQUILLA derretida

Se calienta el horno a 375°F (alrededor de 200°C), y se engrasa un molde de panqué –yo uso aceite en spray y me ahorro mucho trabajo.

Se mezclan los ingredientes secos en un bowl, y luego se agrega e integra la cerveza, cuidando no sobremezclar, solo hasta que no queden grumos secos y partes aguadas por otro lado. Se vacía en el molde y se baña con la mantequilla derretida. Se hornea por espacio de 50 a 60 minutos, hasta que el tester sale limpio y tiene un dorado agradable. Lo desmoldas a los 5-10 minutos, para que siga enfriándose sobre una rejilla, al menos 15 minutos más para poder entrarle.

Físicamente, me quedó 2,3, pero en cuanto al sabor….MAMMMA MÍA!!!!

Es muy importante que al preparar repostería y panadería uses mantequilla, no margarina, porque la margarina es aceite hidrogenado, tiene agua y las arañas, yo no uso margarina porque me altera las recetas. BTW, las mejores mantequillas que conozco y las únicas que yo recomiendo son la de la caja blanca/celeste o blanca/azul de Hill Country Fare, y la Kirkland Signature de Costco: son menos caras, más deliciosas, más económicas y no tienen colorantes ni otros ingredientes que no deberíamos estar comiendo. Las orgánicas también están buenas, si puedes pagarlo perfecto.

El pan sabía delicioso y mantequilloso; yo no pude resistir probarlo por su olor, y lo quiero para acompañar otros platillos irlandeses, pero no dudo que puedan hacerse sandwiches, tapitas, y otras monerías con él.

Si usas una cerveza clara, lager, el sabor es más delicado, y si deseas un sabor más profundo y ácido, usa una cerveza oscura.

También puedes agregar a los ingredientes secos queso parmesano, cebollines, especias finas, cheddar, nuez picada…. con lo que cuestan ahorita las barras de pan, atrévete a probar ésta sencilla, fácil y económica receta.

Antes de irme, voy a comentar sobre una buena adquisición:

Es la batidora de inmersión de hamilton beach (HB hand blender), que viene con un wire whisk para batir y una picadora con recipiente y tapa.

La intención original era poder hacer cremas y purés sin ensuciar ollas y esperar a que no esté tan caliente para licuar, y luego lavar las partes de la licuadora… ok, ésta maquinita me permite echar vegetalitos o leguminosas en mi crock pot, cubrirlas con caldito y dejarlas que se hagan solas (sin grasas añadidas), y sin más trabajo, mezclar en la misma olla, y voialá! (o como se escriba).

El wire whisk es perfecto para batir mezclas para pastel, hotcakes, muffins, atoles, pudines, omelettes, protein shakes, mezclas para nieve y crema batida. Con el chopper piqué cebollas en unos segundos sin llorar ni apestarme las manos, cilantro para los tacos de barbacoa, y un guacamole cremosísimo…ya quiero hacer los crusts de mis pays, y picar nueces, y hacer pesto… Pero lo máximo, con la varita mágica que licua, son los frijoles fat free y sin quedarme sin fuerza. Nuevamente, poner a cocer el frijol en a crockpot durante la noche, y en la mañana, metes la varita mágica y en unos minutillos tienes frijoles molidos a tu gusto. Puedes molerlos con salsa chipotle o jalapeño para darle un sabor intenso o agregar caldito de pollo y queso crema, para hacer una cremita de frijol.

También puedes usarlo para hacer mermeladas caseras endulzadas a tu gusto, baby food, salsas para pasta y pizza, salsas picantes,  cremas, smoothies, etc.

Tanto las mermeladas como los yogurts comerciales tienen ingredientes que los hacen poco atractivos cuando lees las etiquetas, como aspartame, jarabe de maíz de alta fructosa, entre otras cosas, pero es muchísimo más delicioso prepararlo en casa, al gusto.

La limpieza es la mejor parte, porque las partes son de acero, no plástico, lo que lo hace una brisa.

Me voy, a dejar remojando unos chícharos secos para mañana hacer una sopa irlandesa de chícharo, y otras maravillas.

Hasta despuecito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario