17 mar. 2014

Recetas e ideas para un San Patricio para recordar

Tuve un menú completo para hoy, y te comparto tips y detalles sobre éstos platillos y cómo hacerlos aún más “kid-friendly”:

Comenzando con el desayuno:

Los waffles de arcoiris estuvieron muchísimo más rápidos de lo que imaginaba – el secreto estuvo en prepararlos usando harina para hotcakes. Vas a necesitar 1½ tazas de leche, 2 huevos (a temperatura ambiente), 4 cucharadas de aceite vegetal o margarina derretida y 1 cucharadita de vainilla u otro extracto al gusto. Se mezclan muy bien –en 5 segundos con un wire whisk eléctrico- y agregas 2 tazas de harina para hotcakes, y mezclas nuevamente, hasta que quede una mezcla sin grumos –como 5 pulsaciones con el wire whisk eléctrico-.

Lo separé en vasos, pero los colores de afuera requieren más masa, y los de adentro van necesitando menos, por lo que usé vasitos desechables y colorantes de pastelería. Usa el nivel más bajo de calor para waffles, para que no doren y se pierda el color.

Agrega un toque especial poniendo un trébol de papel en el popote y haciendo unas nubecitas de marshmallow creme.

 

Para la hora de la comida -que ahora es muy ligera pues pasamos el plato más fuerte a la cena-, preparé unas quesadillas con tortilla de nopal, y un guacamole sazonado con cilantro y jugo de limón.

Como snacks, preparé una gelatina de piña y saqué monedas utilizando un cortador de figuras. Recuerda que para que esté firme se prepara con la mitad de la cantidad de líquido indicada en la caja.

Los cupcakes de arcoiris fueron el segundo snack, con un sencillo decorado.

Pero sin duda, lo mejor llegó por la noche, con una cena de platos irlandeses clásicos: mushy peas (sopa de chícharos secos o split peas), Shepherd´s pie y pan de cerveza.

La sopa es ultrasencilla: se enjuagan y remojan toda la noche 2 tazas de chícharos con una cucharada de bicarbonato, se cambia el agua al día siguiente y se dejan cocer en la olla solo con el agua suficiente para taparlas por 1 cm extra, en la crockpot, por unas 6 horas en la temperatura baja. Una vez cocidas, apagas y retiras el exceso de agua, y se muelen (yo usé la batidora de inmersión) añadiendo 1 pizca de azúcar, y media cuharadita de sal y pimienta, y 2 cucharadas de mantequilla sin sal.

Para preparar la bebida arcoiris hice hielos de sabores y colores frutales, pero como aquí es difícil hallar kool aids sueltos, usé unos sabalitos y asunto arreglado. Para acompañar agregué agua mineral, porque al irse derritiendo van saborizado, pero refresco de lima limón sería otra opción para combinar con hielos sin sabor pero con color.

El shepherd´s pie es un guisado de carne molida con zanahorias, cebolla y chícharos, a los que luego de drenar se agrega mantequilla y harina, para que se forme un gravy con consomé y vino tinto y un toque de salsa inglesa. Se engrasa un molde para hornear, y se pone el guisado –usa una palita de betún para alisar-, y se cubre con puré de papa, se barniza con huevo batido y finalmente se cubre con queso parmesano REAL, no mafufadas de las que vienen en los botes verdes que parecen botes de limpiador para estufas.

Se hornea a 400° por unos 20 minutos, o hasta que el queso gratine y forme una costra matona en la parte de arriba.

Acompañalo con el panecito de cerveza que compartí en mi anterior post.

Y así quedaron los platos y así vivimos la fiesta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario