5 abr. 2013

El Buen Camino

Ok, ya llevo 32 días cumpliendo con mi régimen de ejercicios y los resultados son visibles.
La premisa es muy simple: cuando uno va al gym, acostumbra al cuerpo a ciertos ejercicios y a una rutina, junto con un horario, y en poco tiempo, el cuerpo se acostumbra y deja de reaccionar; en "muscle confusion" el cuerpo recibe ejercicio distinto diariamente, los descansos varían, el peso debe retarte, y el cuerpo no sabe qué es lo que sigue, por lo que no hay estancamiento. Luego, de lunes a viernes procuro un nutriblast para desayunar, como este de sandía, espinaca, fresa y linaza
Comidas ligeras y balanceadas, como este pescado en salsa de elote, acompañado de arroz integral y aguacate
Como snacks, frutas, trail mixes caseros, queso y galletas, palomitas sin aceite, etc., y de cena, un sandwich, ensalada, etc. Pero siempre antes de las 7. Los fines de semana soy menos estricta, como en la calle, desayuno huevitos, cereales, etc. Incluso, mi cupcake sabatino no puede faltar. En 30 días pasé de 53.7 a 52 kilos, lo que no es fácil, los últimos son los más rejegos, y mis brazos se están poniendo firmes y musculados, hasta las pompis me están apareciendo! En 2 meses que restan espero llegar a mi peso y forma pre-universitaria, y pasar a mi fase de mantenimiento, con solo media hora de ejercicio, media de jogging y más calorías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario